El fabricante de súper autos sueco Koenigsegg ha desarrollado una tecnología denominada FreeValve. Aquí te ayudamos a conocerla un poco más.

Este sistema es básicamente una solución basada en el accionamiento independiente de las válvulas de admisión y escape en un motor de combustión, prescindiendo de algunos elementos mecánicos como el árbol de levas o la correa de distribución.

En un motor tradicional, la correa de distribución transmite el movimiento del cigüeñal al árbol de levas y éste a su vez controla la apertura y el cierre de las válvulas, generando la sincronía fija que necesita el motor para funcionar.

El FreeValve o sistema de “válvula libre”, controla y programa de manera independiente la actuación de las válvulas, en función del tipo de conducción, maximizando las prestaciones o reduciendo los consumos, según sea el caso. De momento, sólo el fabricante chino Qoros ha implementado esta tecnología en un modelo de serie.

¿En qué consiste FreeValve?
Es la operación individual de cada válvula, independientemente del resto de hermanas, permitiendo la ausencia de árbol de levas y otros componentes necesarios para el accionamiento de las válvulas, como la conocida correa de distribución, ahorrando peso.

Tradicionalmente el patrón de alzado de válvulas debe encontrar un compromiso entre las prestaciones y el consumo, pero ésta solución abre un nuevo abanico de posibilidades a la hora de alterar el ciclo de combustión.

Así pues, se puede ofrecer un motor eficiente a cualquier régimen de revoluciones, pero al mismo tiempo refinado y con un buen nivel de potencia y par máximo. Además, en conducción ‘normal’, la compañía afirma que el motor necesita un 10% menos de energía para operar que un motor convencional.

A diferencia de otros sistemas previos, FreeValve recurre a actuadores hidráulico-neumáticos de control electrónico de gran precisión. Sus creadores afirman que estos componentes tienen una vida útil igual a la del propio motor y no es necesario ningún tipo de mantenimiento. Declaran que “Tras cientos de millones de ciclos simulados, no hay desgaste comprobable”.

¿Por qué no está ya en la calle?
Porque mientras no se produzca a gran escala, los costos son superiores a los de un motor tradicional. Sin embargo, la diferencia de precios al equipar un motor FreeValve sería inferior a la diferencia de precio entre uno a gasolina y uno diésel, ofreciendo los mismos consumos que el segundo y las ventajas ya mencionadas.